mardi 11 octobre 2011

El tiempo juntos, tan amistoso.



Tal vez la amistad es como aprender a andar en bic. 
Aunque pase mucho tiempo sin tener el más mínimo contacto con mi bicicleta (o, sin la comparación, con mi amigo), al pasar tiempo juntos otra vez todo se vuelve tan amistoso.




Un mejor amigo en el jardín de niños, otro de la primaria, de la secundaria y uno más en la preparatoria, siempre con quien más tiempo compartí. A veces, cuando no hay otra alternativa, o comparto tiempo conmigo misma o doy un paseo en bicicleta. La amistad depende del tiempo, creo que sí.