samedi 1 septembre 2012

Suspiros amargos.


1. Póngase el agua a calentar.
2. Entreténgase viendo como se va calentando el agua.
3. Admírese de las pocas pequeñas burbujitas que ascenderán a la superficie de acuerdo al principio de Arquímedes, luego apague el fuego.
4. Ahora incorpórese las hojas y las flores de jazmín a la tetera.
5. Viértase el agua caliente a la tetera con el jazmín dentro.
6. Déjese llevar a cabo la infusión durante 4 minutos aproximadamente.
7. Sírvase el té en una taza de bordes anchos para saborearlo mejor.
8. Siéntese y pregúntese qué se hizo mal, qué generó la tragedia, el drama...



...y es que tal vez no hice algo mal, tal vez sólo es mi manera de existir, mi forma de ser, esa forma que no puedo/no quiero cambiar aunque lo intento (sin esperar lograrlo). Y que no me digan "eres una persona mediocre" porque para fracasar tanto también se requiere esfuerzo.

9. Al sentirse reconfortado, incorpórese y continúe con sus actividades, sin más.